Inicio Internacionales

9 ex militares chilenos son condenados por el asesinato del cantautor Víctor Jara

225
Foto Fundación Victor Jara
Foto Fundación Victor Jara

El Poder Judicial chileno condenó hoy a nueve ex militares por el secuestro y el asesinato del artista chileno Víctor Jara y del dirigente comunista Littré Quiroga; en septiembre de 1973.

El magistrado Miguel Vázquez sentenció a 15 años y un día de prisión por ser los autores directos de ambos homicidios además de tres años por su responsabilidad como autores del secuestro simple de ambas víctimas.

Estos fueron los ex militares condenados: Hugo Sánchez Marmonti, Raúl Jofré González, Edwin Dimter Bianchi, Nelson Haase Mazzei, Ernesto Bethke Wulf, Juan Jara Quintana, Hernán Chacón Soto, Patricio Vásquez Donoso. Además del oficial Rolando Meno quien fue condenado a 5 años por encubrir el crimen y 61 días adicionales por el secuestro.

El músico, actor y director de teatro, Víctor Jara fue arrestado en el Estadio Chile junto a miles de militantes y simpatizantes del Gobierno de Salvador Allende luego de una redada en la otrora Universidad Técnica del Estado, donde daba clases.

A pesar que la gente intentó ocultar su identidad uno de los militares lo identificó y desde entonces y por un período de cuatro días fue cruelmente torturado. Ahí escribió su último poema el cual fue escondido por los prisioneros y publicado años después.

Somos cinco mil
en esta pequeña parte de la ciudad.
Somos cinco mil
¿Cuántos seremos en total
en las ciudades y en todo el país?
Solo aquí diez mil manos siembran
y hacen andar las fábricas.
¡Cuánta humanidad
con hambre, frío, pánico, dolor,
presión moral, terror y locura!

El 16 de septiembre de 1973, cinco días después del golpe de Estado los militares chilenos golpearon a Víctor Jara, le cortaron la lengua y le destrozaron las manos, instándolo a tocar la guitarra y cantar. Finalmente lo asesinaron de 44 balazos.

Por su parte El abogado, director general del Servicio de Prisiones y militante comunista, Littré Quiroga, sufrió diversas torturas y vejaciones sexuales hasta que fue asesinado el 15 de septiembre de 1973 de al menos 23 balazos.

Sus cuerpos fueron hallados el 16 de septiembre junto a cuatro cadáveres cerca del Cementerio Metropolitano de Santiago.