¿Sientes dolor durante el sexo? Estas pueden ser las razones

Más Leídas

dolorEl dolor puede deberse a algo tan sencillo como falta de estimulación y por lo tanto de lubricación vaginal, hasta algo más complicado como una infección o alguna condición como la endometriosis.

No tengas ni temor ni vergüenza de hablar sobre tu situación y de buscar ayuda. Tu salud y la calidad de tu relación de pareja están en juego. No es normal y no debes resignarte al sexo con dolor.

Los problemas y los dolores no se aparecen solos. Hay que enfrentarlos y resolverlos, cuanto antes, mejor. Así que no te resignes a sentir molestia y dolor durante el encuentro íntimo. El término médico de dolor durante la relación sexual es dipareunia. Hay muchas razones por lo que puede suceder y alguna de las que presentamos más adelante, podría ser la tuya. Una visita a tu médico o al ginecólogo es el primer paso para determinar exactamente lo que lo causa y para encontrar la solución.

Las causas más comunes de que la mujer experimente dolor y/o molestia durante la relación sexual son:

1. Infección vaginal: algunas infecciones vaginales como las producidas por hongos, o la tricomoniasis, a menudo no producen síntomas importantes. Sin embargo, durante la relación sexual, el roce o la fricción del pene contra las paredes de la vagina y los genitales, puede causar que los síntomas de estas infecciones se intensifiquen (causando ardor y dolor). Las úlceras del herpes genital con mucha frecuencia causan dolor durante el acto sexual, así como otras infecciones transmitidas sexualmente, por ejemplo, la clamidia.

2. Irritación vaginal: hay muchos productos que pueden irritar la vagina, provocando dolor y malestar durante el acto sexual. ¿Usas alguno de éstos?

Espumas, cremas o jaleas espermicidas
Tampones perfumados
Jabones desodorantes
Detergentes para lavar la ropa (en personas que son alérgicas)
La vagina también puede irritarse por una reacción alérgica a los condones de látex, por un diafragma mal colocado, o por exceso de duchas vaginales

3. Resequedad vaginal: ésta es muy a menudo la causa de un coito doloroso, especialmente durante la penetración. La falta de lubricación vaginal puede tener varias causas:

Penetración sin la debida estimulación
Sentirse tensa o nerviosa ante la experiencia sexual
Usar condón sin lubricante (pueden utilizar la jalea K-Y pero eviten usar vaselina que puede perforar el condón).
Desbalance hormonal durante la peri-menopausia, la menopausia en sí, o después de dar a luz

4. Estrechez o contracción de la vagina: ocurre por lo general cuando la mujer no está relajada o se encuentra muy tensa durante la relación sexual, o cuando el himen no se ha distendido lo suficiente. Una forma más severa de esta condición, la vaginitis, consiste en espasmos involuntarios de los músculos de la vagina que ocurren no solamente durante la penetración y el coito, sino también cuando se insertan los dedos o los tampones en la vagina.

5. Dolor pélvico: la mujer puede sentir dolor en la zona pélvica si la penetración y el empuje (o la introducción) del pene son muy profundos. Hay varios factores que pueden contribuir, entre ellos:

Se han desgarrado los ligamentos que dan soporte al útero (probablemente durante un parto, un aborto mal realizado, por haber tenido previamente sexo muy violento o por haber sufrido una violación)
Infecciones del útero o del cérvix (del cuello de la matriz)
Adherencias
Endometriosis
Quistes en los ovarios o fibromas en el útero

“Alertas
Síguenos en Google News

Cuentos de Don Otto

El garrote del loco | Lencho Catarran

El garrote del loco | Lencho Catarran

Nuestras Noticias